Alimentos que te hacen Más Inteligente!

Aunque sólo representa el 2% de nuestra masa corporal, nuestro cerebro es muy glutón, y su apetito es 10 veces mayor a los demás organos.


Consume el 20% de el aporte calorico del día! Y no sólo se trata de nutrirlo mucho, pero con calidad...

Más de 50% de la masa de nuestro cerebro son lípidos, y más de 70% de ellos son ácidos grasos de la famosa familia de los Omega3: Come Pescados Grasos (Azules) (Caballa, Salmon, Sardina), o Aceite de Nuez o de Colza.


Nuestro cerebro es gluco-dependiente, consume más de 5g de Azúcar y no sabe almacenarlo. Hace mucho que se comprobó que el mejor rendimiento intellectual o memorización depende del nivel de glucosa en la sangre. Tampoco se trata de comer dulces, que provocararián altibajos en los niveles de azúcares en la sangre, que al contrario provoca cansancio y disminución de la atención. Lo ideal son las Leguminosas (Lentejas, Garbanzos) o Cereales Integrales (Arroz, Trigo, Quinoa) cocidas "al dente".


El Plátano aporta el magnesio y la vitamina B6 (que ayuda en la asimilación del magnesio) y es indispensable a la transmisión del impulso nervioso, el metabolismo de los ácidos aminadospermitiendo, la fabrications de ciertos neuro-mediatores como la serotonina y el ácido gamma-amniobutyrico que favorecen los comportamientos prudentes, tranquilos y pensados. También puede ser Ciruela Pasa o Frutos Secos.


El cerebro utiliza aproximadamente 20% de las necesidades de oxígeno del cuerpo, que necesita hierro para transportarlo a través de la hemoglobina. Sin embargo, el Hígado es uno de los pilares de este metal precioso. Del mismo modo, el Hígado es uno de los más importantes fuentes de vitaminas del grupo B. Desde mediados de los años 80, se ha demostrado que estas vitaminas, especialmente la B9, B12, B1 y B6, mejoran las funciones cognitivas y de inteligencia. Si no te gusta el Hígado, puede ser  Jamón, Carne de Res o Levadura


Todas las bayas comestibles (Grosella, Fresas, Frambuesas, Arándanos, Moras ...) son minas reales de la vitamina C (la Grosella negra es dos veces más concentrada que el Kiwi y tres veces más que las Naranjas) y de micronutrientes antioxidantes que son sus pigmentos coloreados (antocianinas, polifenoles, flavonoides ...).


Juntos, luchan no sólo contra los radicales libres que pueden afectar a las células nerviosas, incluyendo el cerebro, sino que también mejoran la circulación y fortalecen los capilares sanguíneos pequeños, lo que permite una mejor oxigenación del cerebro. Si no te gusta este fruto, puede ser KiwiAjo.


Ricos en vitamina B12 y proteínas (en especial la lisina precursor de la dopamina, un potente neurotransmisor), es más que nada la riquesa en oligoelementos de los Mariscos y Moluscos (Ostras, Almejas, Gambas ...) que apoya la función cerebral. Verdaderos motores  invisibles de nuestra forma y guardianes de nuestra salud, los oligoelementos son realmente la clave para combatir y prevenir el estrés y el malestar.  Si no te gustan, puedes comer Pan integral, Algas (o Sal Yodada) y Germen de trigo.


Los Huevos contienen lecitina y fosfolípidos de membrana utilizado en la formación de las células del cerebro, su interés en la nutrición de la inteligencia se encuentra principalmente en la calidad de sus proteínas. Son de hecho ricos en aminoácidos esenciales para la producción de neurotransmisores clave. Estimula el aprendizaje. Si no te gustan los Huevos, puede ser Pescado Blanco.


En la época de los Aztecas, el Chocolate ya era considerado un medicamento. Más tarde, el legendario seductor Casanova utiliza el chocolate como afrodisíaco. Con los resultados que conocemos! Desde entonces, el análisis químico de la pasta de cacao de hecho reveló muchas sorpresas: aparte de potencias calóricas significativas, la presencia de la cercana moléculas de cafeína (teobromina, teofilina) y las anfetaminas (feniletilamina, tiramina) da al chocolate un verdadero poder y es un psicoestimulante tónico. Del mismo modo, su alto contenido en magnesio (330 mg por 100 g) y moléculas vecinas serotonina (hormona "relajante") pueden explicar algunos anti-estrés y el efecto antidepresivo. Pero eso no es todo! Los científicos han demostrado, por ejemplo, el papel positivo de los flavonoides se encuentran en el cacao podría causar una mejor dilatación de los vasos sanguineos. Antioxidantes, ayudan en la lucha contra los radicales libres y protegen así la actividad cerebral. Pero ten cuidado con el exceso! Si no te gusta el chocolate, toma Té (que también contiene antioxidantes) y Café claro (para su cafeína y su papel psicoestimulante ).


La peculiaridad de todos los vegetales de hoja verde, y más las Espinacas, es que son ricas en vitamina B9 (ácido fólico o) involucrados en el desarrollo del tejido nervioso del feto y la renovación de las células sanguíneas, cuyo signo de deficiencia es también una disminución de la vigilancia y de la memoria. El aumento de vitamina B9 mantiene o aumenta las dendritas (arborización de las neuronas). Si no te gustan las espinacas, come Berros, Lechuga, Brócoli o diferentes hierbas. Entre ellas, el Romero es interesante: algunos flavonoides (incluyendo apigenina) contenidos en esta hierba posee propiedades estimulantes para la concentración y la memoria mediante la promoción de la circulación sanguínea en el cerebro.


La riqueza del Aguacate en vitamina E es excepcional. Pero esta vitamina es uno de los antioxidantes más potentes, y protege en especial del envejecimiento los tejidos grasos del cerebro. Si no te gusta el Aguacate, come Frutos Secos (Nueces, Avellanas ....).


 

Y recuerda que para convertirse en un verdadero atleta del cerebro, también hay que entrenar este órgano con ejercicios adecuados (deportes mentales, juegos de memoria ...). Y no hay que ignorar el resto (el sueño es crucial para su regeneración ...), siempre desayunar bien (Cereales), comer varias veces y poquito.


Siguiendo estos consejos, no te van entregar ningún premio Nobel, pero tendrás un cerebro de primera!