Agua

"Sustancia líquida sin olor, color ni sabor que se encuentra en la naturaleza en estado más o menos puro" o "Sustancia líquida que se obtiene por infusión, destilación u otro procedimiento de una sustancia vegetal, como hojas, flores, frutos o cortezas de ciertas plantas."

Características
Se estima que aproximadamente el 70 % del Agua dulce se destina a la agricultura por 10% consumo doméstico.
El cuerpo humano está compuesto de entre un 55 % y un 78 % de Agua, dependiendo de sus medidas y complexión. El cuerpo necesita alrededor de 2,5 litros diarios de agua, La mayor parte de esta agua se absorbe con la comida o bebidas —no estrictamente Agua—.
Una mayoría de expertos considera que unos 6-7 vasos de Agua diarios (aproximadamente dos litros) es el mínimo necesario para mantener una adecuada hidratación.
El Agua es también un elemento fundamental en la gastronomía, pues evita que los alimentos se quemen, los hidrata y facilita un cocinado homogéneo.
El Agua desempeña un papel crucial en la tecnología de alimentos. Es básica en el procesamiento de alimentos y las características de ella influyen en la calidad de los alimentos.

Nutrición
Los solutos que se encuentran en el Agua, tales como las sales y los azúcares, afectan las propiedades físicas del Agua y también alteran el punto de ebullición y de congelación del agua: Cuanto más dulce o salada más calor necesita para hervir, y menos para congelarse.
Los solutos del Agua también afectan la actividad de esta (proporción solutos VS Agua Pura), y a su vez afectan muchas reacciones químicas y el crecimiento de microorganismos en los alimentos. Los solutos en el Agua disminuyen la actividad acuosa, y el crecimiento bacteriano cesa.
La dureza del Agua mide la concentración de compuestos minerales que hay en una determinada cantidad de Agua, especialmente carbonato de calcio y magnesio, alterando su pH jugando un papel crítico en el procesamiento de alimentos. Cuando la dureza aumenta, el agua pierde su efectividad desinfectante.

En la cocina...
A menudo los alimentos sueltan jugos y sales minerales al cocinarse, y el Agua permite concentrar esos jugos en caldos que sirven para rehidratar otros alimentos, como por ejemplo el Arroz de una paella.
El hecho de que el Agua hierva a 100ºC hace que en una ebullición no se sobrepase esa temperatura durante la cocción de los alimentos, usando el baño Maria.